Testimonios

Mi testimonio, de estar en Iztac, es que enfrente a mis miedos, me di cuenta que no tenia nada de condición y mi alimentación era un... aprendí a nutrirme adecuadamente y hacer ejercicio. Fui con mi pareja (esposo) y la ida nos fortaleció y ahora somos vegetarianos.

~ Adelina De la Rosa


Iztac abrió una puerta mágica y llena de bendiciones en mi vida. Sus árboles, su montaña, su gente, su esencia... las palabras que me llegan al pensar en Iztac es refugio, amor, amistad y honestidad. ¡Adoro Iztac!

~ Adriana López


Me ha tocado estar en Iztac en muchas ocasiones, es un lugar lleno de magia, amor y conciencia, por la gente que esta ahí y por la naturaleza tan hermosa que le rodea. Tener una vivencia en ese lugar, es una transformación de vida y renovación del espíritu. No dejen la oportunidad de ir. Gracias por crear un espacio tan bello.

~ Alejandra Cerdeño


Pude contemplar y comprender desde una dimensión profunda lo extraordinario de la dimensión superficial. Con mucho cariño y gratitud.

~ Armando Navarro


Para mi fue como un reencuentro con la familia, personas que comparten un mismo camino. Gracias

~ Ayesha Estrada


Tomé un curso de masaje hace 12 años aprox. en Iztac y apoye en cursos de verano para niños. Ya que soy terapeuta de niños y para mi Iztac es: TRANQUILIDAD, PAZ, OPORTUNIDAD PARA AUTOREFERENCIARME, INTROYECCIÓN, SALUD. Espero pronto repetir la experiencia y hacer un alto en mi acelerada vida y visitar Iztac y compartirlo ahora con mi hija de 10 años. Les envío abrazos.

~ Beatriz Castañeda


Muchas gracias,
Por este mensaje,
Por la enseñanza,
Por su generosidad,
Por la música, los ritmos,
Por los momentos compartidos,
Por la creatividad de este lugar mágico,
Por la huella profunda que estos días me dejaron,
Por las ganas de seguir adelante en este camino en común.
Regresaré el año próximo y me acercaré a las actividades que organizan mientras.
Con respeto y con cariño,

~ Catherine Fauconnier


El Diplomado de SONOSOFIA Y dos RETIROS que tomé en Iztac fueron experiencias maravillosas porque aprendí que la herramienta más útil para concentrar mis pensamientos es el sonido. Especialmente cuando a través de los mantras logré la completa concentración y posteriormente el silencio necesario para una buena meditación. Aprendí que si trabajo con las vibraciones de energía de todos mis cuerpos (físico, emocional, mental y espiritual), empiezo a abrirme a esa chispa divina, a esas capacidades más elevadas que residen en mi conciencia. He podido trasmutar energías negativas que obstaculizaban y limitaban mi crecimiento y puse en vibración una energía positiva que resuena con la satisfacción, la salud, la prosperidad y el amor. Estas actitudes saludables las logré gracias a las circunstancias favorables del lugar: tranquilo, hermoso,en medio de la abundante vegetación, con un inspirador paisaje en el que luce en todo su esplendor el Iztaccihuatl y acompañada de agradables personas que están en la misma búsqueda y bajo la dirección asertiva de un extraordinario guía, el Rev. Siegfried Baumbach.

~ Cristina González


Me encanto el programa de YogaArte, me hubiera gustado pasar mas días, ojala que para la próxima vez. Compartir danzas allí fue una experiencia maravillosa, por la frecuencia y apertura de la gente participando, y el lugar tan hermoso.

~ Danzas en Mexico


La experiencia que tuve en Iztac fue como pocas en la vida, Iztac es un lugar donde Yo y Yo estuvimos unidas. ¡Simplemente!

~ Edith Escobar


¡Hola! mi nombre es Esther Pérez, fui paciente del Dr. y he asistido a retiros en Iztac especialmente en Semana Santa y lo que he sentido en estas experiencias lo plasmo a continuación: Por primera vez me maraville de lo infinitamente hermosa que es la naturaleza, en ese lugar rodeado de armonía en donde los asistentes sólo podemos sacar lo mejor de nosotros y sentir como se encuentra nuestro cuerpo. Particularmente la terapia de resurección, el respirar continuamente solo por la boca me permitió observar que nada es limitante entre mi cuerpo y mi alma, porque por primera vez la vi, la sentí y la toque y e incluso que las palabras será bueno o malo hacer esto o lo otro, No existen. La enseñanza del Dr. Baumbach es infinita como lo es la naturaleza y la convivencia en este maravilloso lugar con la armonía de cada participante, nos lleva solamente a conectarnos con esa misma armonía.

~ Esther Pérez


Para mi Iztac representa un re-encuentro con la naturaleza, es el espacio y la posibilidad de juguetear y coquetear con ella. De conquistarla y ser conquistado. De contactarla y en ese contacto contactar conmigo mismo. Es simplemente la recreación que tanta falta nos hace a quienes vivimos en una sociedad mecanizada y urgida del reencuentro con nuestros orígenes. Muchas gracia Iztac por estar ahí, Muchas gracias a ti Siegfried y a todos los que de alguna manera han contribuido a que Iztac este ahí.

~ Freddy Aguilar


Desde el corazón de la "Mujer Dormida" su sueño susurra un despertar interior y sus duendes descienden hasta "Iztac" a encender la llama de la inspiración creativa donde el bosque además de pinos, huele a aventura, invita a la exploración... No importa en qué época del año o a qué vayas siempre encontrarás la amabilidad de una cama cómoda y la paz de una comida hecha con sabiduria y amor.

~ Giselle Audirac


Para mi Iztac es un lugar muy especial, no solo por las instalaciones sino por la naturaleza, belleza y energía del lugar. Iztac es un lugar donde todo el mundo se puede reunir a apreciar la naturaleza, meditar y orar sin importar el camino que lleven, es un lugar de convivencia continua. Insito a todo el mundo a ir y conocer este magnifico lugar, que al mismo tiempo ayuda a conocerse a uno mismo.

~ Guru Seva


El taller en el que participe en Iztac cambio completamente mi relación con la danza, esto y el hecho de estar en un lugar en que sus moradores son gente coherente o sea practican lo que predican me llena de esperanza y gratitud, ojala cada vez mas gente pueda tener esa experiencia.

~ Helida Burstein


Lo más importante para mi de Iztac, es su gente y ese contacto directo con la naturaleza, que si bien puedes profundizar en una charla, un temascal o una meditación también lo haces con todo el entorno puesto que todo el entorno ayuda a que aquello que experimentaste en algún taller o actividad se vaya más adentro de tu ser y sientes esa conciliación total con la naturaleza...

~ Irisol Sandoval


Para mi Iztac ha sido un santuario donde he encontrado la curación a muchas emociones, he hablado, cantado y sanado en este hermoso lugar, ha sido un refugio donde he tenido la suerte de estar en momentos bien difíciles de mi vida y donde he hallado paz, también ha sido un lugar que me ha confrontado conmigo mismo por medio de la gente tan especial que ahí he conocido. En ese temazcal he volado de manera sana y natural, la he pasado fabuloso y horroroso. Yo amo Iztac y a su gente pues para alguien como yo citadino, rebelde y loco me ha dado muchos regalos y lecciones del espíritu y el corazón, espero que quien no halla ido vaya con una mente y corazón abiertos para recibir todo lo que aquí puede encontrar. Pax, paz, peace.

~ Joe Gladiator


Iztac ha sido una experiencia cumbre en mi vida que me permite fijar un antes y un después con enorme claridad. A 10 años de haber hecho el diplomado de Holoterapeutas todavía sigo sorprendiéndome de cosas que no sabía que sabía, y que aprendí y comprendí en esa experiencia. Reconozco que es una gran influencia en mi trabajo como facilitador y artista.

~ José Manuel Ruiz


Descubrí, a través de las Kriyas, quien "SOY" y que no es justo dejarme arrollar por nada ni por nadie. Llore mucho cuando lo descubrí y ese llanto limpio mi alma de toda tristeza y malestar. Gracias Dios por manifestarte de esta o de cualquier manera como nuestro padre ¡amantísimo! ¡GRACIAS!

~ Josefina Montiel


Cualquier que haya sido la experiencia, taller o curso tomado en Iztac, me ha llevado a un estado de integridad y plenitud. La vivencia en Iztac es 100% Holística pues se hace un trabajo integral (Mente, cuerpo, alma) El panorama - (naturaleza) - ¡hermoso! La comida - (alimentación) - ¡excelente, equilibrada y MUY sabrosa! Las actividades - (curso, taller, dipl.) - De mucho profesionalismo Y... la atención con mucho AMOR y DEDICACIÓN.

~ Jutta Petersen


Iztac es un lugar mágico y encantador. La comida es deliciosa y las prácticas de Yoga son muy chéveres (padre). Tengo muchísimas ganas de volver pronto y hacer el curso de culinaria. de Colombia, Sur América,

~ Laura Catoni


Realmente Los felicito por el trabajo que han hecho y por el santuario de salud que han creado. En lo personal, el contacto, la convivencia y las experiencias con ustedes me cambiaron de una forma positiva y me enseñaron formas más saludables e integrales de vivir la vida... un camino que lleva mis pasos y una luz que sigue siendo mi guía... De corazón

~ Luix Saldaña


Recuerdo con cariño y respeto sus enseñanzas y los momentos de luz cerca del Iztacihuatl. Y recuerdo la casita del árbol que aunque derruida, me cobijo varias veces y fue ahí donde pude, como pocas veces en mi vida, conectarme con lo que para mi fue una fuente genuina de inspiración. Ahí pude hablar con las Aves y camine descalzo en la nieve de la montaña. Han quedado en mi corazón hermosos momentos de convivencia, música, amor y conocimiento. Y por ello me da mucha alegría que el Instituto siga e ilumine a otros con su Luz. ¡Gracias Iztac!

~ Luter Meza


Me devolvió la capacidad de asombro que la ciudad y monótono andar me habían quitado. Me recordó el camino a la madre tierra a la madre azteca.

~ Manuel Martínez


Iztac es un espacio de trabajo. De trabajo interior y de trabajo con la naturaleza. Es siempre nutritivo estar en Iztac, allí tengo la oportunidad de concentrarme en la búsqueda de mi centro. En la búsqueda de armonía, de paz, de claridad, de energía positiva. Iztac es magia. Darse cuenta. Y disfrutar.

~ Marcelo Marquís


La experiencia que puedo compartir dentro de Iztac es muy peculiar ya que la cercanía de convivir y trabajar al lado del equipo base me permitió entrar en un estado de preparación para la vida, en un estado meditativo donde el tiempo se para y las puertas dimensionales se abren a una atmósfera de paz y tranquilidad, el espíritu de la montaña te habla y se manifiesta en toda su expresión cuando el amanecer o el atardecer se hacen presentes, la presencia de los animales y los árboles te mantienen en un lugar sagrado digno de proteger y compartir es un gran espacio para todos

~ Maria de la luz


Cada momento de nuestra vida existen necesidades que satisfacer, espacios que llenar, retos que cumplir… pero resulta que de pronto nos sentimos sin fuerzas o sin la capacidad de enfrentarnos y tomar las riendas de nuestra propia vida y hacernos responsables de ella. Te platico mi experiencia. Cuando llegué por primera vez a Iztac, me encontraba como perdida en mi camino, dejándome llevar por la turbulencia de un viento frío y sin sentido, incluso la primera noche tuve miedo. Al día siguiente comenzó la experiencia que hasta hoy me abraza, cálida y serena, y me da fuerza para mirar hacia delante, confiando en mi misma y en la fuerza suprema. Comienza mi respiración la siento fluir y entonces me miro aquí sentada escribiendo y se que la verdadera experiencia es haberme encontrado con migo misma y saber que "me tengo" y al nutrirme (en todos los sentidos) con la enseñanza de quienes llevan mas camino recorrido, sigue esparciéndose la bruma y todo de forma serena. La meditación es uno de las respuestas más, importantes a mi necesidad de estabilidad emocional y esclarecimiento de mi mente. En fin, es tanto lo que me gustaría compartir pero el espacio aquí es pequeño. Mi experiencia en Iztac inició hace… no recuerdo ya cuando y pueden creerme que cada vez mi necesidad de estar ahí, en un espacio para dar y compartir, aprender y conocer, y por si fuera poco, sentirte parte de la naturaleza, es mas grande y muy emocionante. Solo date permiso, date esa chance de estar contigo mismo…eso es todo.

~ María Padilla


En Iztac experimento y comparto la Intención Constante de encontrar un espacio interior estable y saludable; lugar de referencia donde con mi corazón confío, aprendo, comparto y siento la seguridad de que estoy en una dirección positiva y benéfica, en un ejercicio de vivir concientemente la realidad que me toca. Mi experiencia siempre ha sido muy nutritiva en todos los sentidos: conocimiento, juego, amistad, espejeo constante... Miembro de la EMAV.

~ Marisol


Fue increíble experimentar la curación de una parte de mi ser a través de mi propia voz. Fue viajar a través de mi vida a lugares y sentimientos que a veces no sabía que dolían pero que se fueron gracias a la experiencia de curar con mis propias vibraciones.

~ Nallelhy Adriana


Por las mañanas y... las tardes la diosa Iztaccihuatl nos saluda con su blanca pureza recordándonos la misma en nuestras almas sintiendo la dicha y refulgencia en nuestros corazones. Sat Nam,

~ Nam Hari K.


Es una alegría difícil de explicar cuando se convive en las faldas del Iztac, sobre todo en la noche, sin luces artificiales y en silencio, entonces se ve la grandiosidad y belleza del universo, pero también los que saben meditar aunque sea poquito pueden ver en ese momento la grandeza de uno mismo. Son muy bonitas las experiencias en Iztac. Se nos enseña a vivir en forma más natural, se puede uno levantar temprano y por las mañanas la Sadhana es Súper. Lo mejor es vivir la experiencia.

~ Rafael Reza Alemán


Les saluda Rosalinda Atilano y con mucho gusto mencionaré lo que me hizo sentir el curso de Iridología holográfica: Reafirmar el conocerme más a mi misma para entonces tener más claro hacia dónde me dirijo y de esta manera poder ayudar a mi semejante, quien de alguna manera tendrá algo de mí que tal vez no me dado cuenta que lo tengo y además no me agrade, pero esa es la única manera de avanzar en este universo maravilloso. También aprendí que al formar parte de un todo debo alimentar mi parte material, la del conocimiento, el esparcimiento y muy importante lo espiritual para lograr la plenitud y paz anheladas.

~ Rosalinda Atilano


Hola, me llamo Samadhi y soy del D.F., tuve la oportunidad de participar en el 2o o 3er (no recuerdo bien) Encuentro Bio-regional de la Sierra Nevada en Iztac hace un par de años. Esa experiencia fue para mí como tener sed y encontrar un manantial en donde beber, un espacio-tiempo en el que siento que pude conectarme profundamente conmigo misma y percibirme más integralmente, de una manera que no es tan usual en la cotidianidad. Creo que ello fue alentado por la seguridad y amabilidad que ofrece este lugar (así como por las temáticas sobre las que se enfoca para generar conciencia), tuve ocasión de vivir mi gozo, mi reflexión y un gran aprendizaje, de espejearme en ojos claros y recibir aportaciones honestas y desinteresadas de personas que respetan los procesos individuales y que están en disposición y capacidad de construir y desarrollar un trabajo-convivencia comunitarios al mismo tiempo. Recuerdo con mucho cariño esos días y espero pronto poder volver a compartir con ustedes en ese nicho hermoso y lleno de paz, respirando el aire puro, con la naturaleza por doquier y la tranquilidad y alegría de la que somos capaces los seres humanos cuando nos entonamos y armonizamos con nuestro entorno. Un abrazo de corazón y les deseo mucho éxito en esta nueva etapa de crecimiento. Hasta pronto.

~ Samadhi González


Iztac ha sido para mi... ¡un despertar constante¡ cada una de las veces que lo he visitado, encuentro luz, luz que me dirige mas hacia mi ser, me descubro libre, plena y con muchas ganas de seguir aprendiendo y viviendo nuevas experiencias que me ayuden a crecer, a sentirme cada vez mas plena, mas satisfecha, Iztac me regala momentos de concientización y evolución, me abre a nuevos canales de expansión y de libertad. ¡Gracias¡

~ Saray González


PAX... Pues es un buen estilo de difundir la Gran Fraternidad Universal.

~ Sat Arhat José Marcelli


Iztac, manifestaciones de luz a través enriquecedores aprendizajes para el espíritu. Atmósferas que generan despertares. Encuentros de miradas, sonidos y expresiones que enriquecen el alma. Iztac, un espacio para el reencuentro con la libertad. Magia, arte, salud, integración natural, comunidad fraterna, calidad de vida, alquimia pura = Iztac.

~ Silvia González


Estar en Iztac me conecta con mi esencia.

~ Socorro Rocha


Iztac, un lugar en donde pude caminar y respirar y expandir mis pulmones, para digerir las lecciones de mi vida,.. un lugar donde conocí nueva gente que me expandió mis horizontes,.. donde aprendí que la comida vegetariana puede ser mucho más llenadora que la carne,.. un lugar donde aprendí el silencio y que estar conmigo misma es un derecho que me puedo tomar cuando quiera,.. donde no hay necesidad de ser bueno ni bien educado, donde la montaña inspira a seguir caminando,.. donde la luna gigantesca hace brillar las chispas de las llamas enormes del temazcal,.. un lugar donde se puede dejar fluir la voz y oir los cantos de la hermandad, un lugar donde se reverencia la música...

~ Sofia Becerra


Doy gracias a la vida por poner en mi camino a un Ser extraordinario, al Dr. y Rdo. GagPa Siegfried Baumbach, que desde que lo conocí me identifiqué con su forma de trabajo y con sus enseñanzas, asistí a un curso que él impartió de "vocalización", 6 meses después me regaló la oportunidad de participar en el curso "Trabajo profundo con la voz humana", que se desarrolló en el bellísimo marco creado por él… "Iztac", el guía: Daniel Prieto, hombre extraordinario quien es el instrumento para que pudiera yo tocar la Luz.
Al final, mis experiencias en los talleres en Iztac, mientras canto, bailo, hago yoga o repito un mantram o hacemos sadhana o meditación es quedarme parada, agitada, impactada, aturdida, relajada, equilibrada, con mucha vitalidad, no logro describir, solo sé que los recuerdos más bellos de mi infancia se hacen presentes… , recuerdos de cuando tenía 7 u 8 años y jugaba y cantaba a grito abierto en mi pueblo y supongo que imito sin querer a mi padre cuando con toda inspiración interpretaba a Mario Lanza o cuando me cantaba "júrame". Mis danzas, mis movimientos, mi silencio, mi voz no sale de mi pecho, ni de mi vientre, sale de un lugar más profundo y tengo la sensación de no ser yo la que interpreta o canta sino un Ser que está dentro de mí. A veces... por días sigo sin saber lo qué pasa en mi cuerpo, en mi Ser, levanto la mirada y veo a todos los Hombres y Mujeres como yo misma.
Gracias Siegfried por tu trabajo, tu pasión y creatividad para lograr que otros de tierras lejanas avancemos en el Sendero. Gracias por compartir tu camino y por darnos rumbo, por tu estilo tan liviano pero firme, por cuidar de este tu rebaño.
Con amor,

~ Susana Ulloa


En lo personal, Iztac fue la materialización de un lugar que llegué a creer que sólo existía en mi imaginación y en mi corazón. Fue un reencuentro con mis deseos más profundos de amor a la humanidad, al espíritu. Un despertar de lo más hermoso que tenemos las personas, y saber que existe ese desarrollo en equilibrio entre la naturaleza, la paz interior, el goce de la vida; voltear y ver como un espejo la sonrisa en tu compañero(a) y sentir una alegría casi inexplicable. Sólo sigan el camino de las flores amarillas a Iztac, para reencontrarse con esos sueños tan guardados en este asfalto y sabrán a lo que me refiero. Es un despertar y vivir lo que aun habita en tu corazón. Una verdadera delicia en cada instante en cada inhalación.

~ Vanesa Jiménez


Tuve la fortuna de estar en Iztac, por dos noches, al pie del Iztacihuatl, es una experiencia maravillosa, mágica y que deseo volver a tener.

~ Yvette Vinay

Próximas Actividades

Visita nuestro Calendario

Feed (Testimonios)

Diseñado y Desarollado por Immerse In Art